Aprobada la nueva Ley de Movilidad Sustentable para el Estado de Colima

Después más de 12 horas de sesión, siendo las 6:30 de la mañana del día 27 de enero de 2017, se aprobó en el H. Congreso del Estado de Colima la nueva Ley de Movilidad Sustentable para el Estado de Colima.

Inicia una nueva era de la movilidad para los colimenses. Sigue leyendo

Anuncios

Sabías que… las mujeres no podían ser concesionarias, solas?

El transporte ha sido un sector dominado por hombres. Aún así, muchas de las titulares de concesiones son mujeres. Muchas de ellas son jefas de familia que ha obtenido la concesión por transmisión entre familiares, o entre particulares. Sigue leyendo

Mito 6: “La Ley va en contra de los derechos de los choferes”

En los últimos días es muy común escuchar que la Ley va en contra de los derechos de los choferes. Sin embargo, los choferes han manifestado la necesidad de tener certeza en el otorgamiento de las concesiones, siendo estas a los verdaderos trabajadores del volante.

¿Cuáles son algunas de sus preocupaciones? Sigue leyendo

Los 10 puntos más relevantes de la Ley de Movilidad

La Ley de Movilidad marca un cambio de paradigma en para el transporte, el movimiento de personas y bienes en el Estado.

En la Ley de Movilidad, el usuario es el centro del sistema de movilidad, de nuestra política y decisiones; mismas que deben llevarnos hacia la modernidad, pero sobre todo al ordenamiento del sector. Esto lo haremos con transparencia y la participación de todos. Con esta Ley el Estado da pasos claros para recuperar la rectoría del transporte.

José Ignacio Peralta Sánchez, Gobernador del Estado de Colima

Sigue leyendo

Mito 5. “La Ley le quita la vigencia a las concesiones”

Todas las concesiones del Estado tienen una vigencia, ya sea definida (10 o 20 años) o indefinida (es decir, sin definición). Durante el proceso de elaboración de la Ley, el sector mostró varias preocupaciones con respecto a la vigencia, tales como:

  • “Es mejor quitar la vigencia, para que ningún gobernante las pueda eliminar”:
  • “¿Qué pasa si un gobernante ya no quiere renovarnos la vigencia”: La Ley vigente da elementos para que los gobernantes puedan no renovar la vigencia, o bien terminar la vigencia indefinida de las concesiones actuales.
  • “Las concesiones son para toda la vida, no debe imponerse una vigencia”: la vigencia de las concesiones anteriores al 2006 son indefinidas, no vitalicias.

¿Qué es lo que realmente está proponiendo la Ley de Movilidad? Sigue leyendo

Mito 4: “La concesión es para el concesionario como un título de propiedad para un campesino”

Durante mucho tiempo, la concesión ha sido considerada un bien patrimonial que se transfiere de generación en generación. Si bien esta práctica que ha permitido el sustento familiar es protegida por la Ley, es importante recordar cual es la naturaleza jurídica de una concesión, que existe principalmente para permitir a un privado explotar un servicio que le pertenece al estado.

¿Qué quiere decir esto? Sigue leyendo

Mito 3: “La Ley no garantiza las concesiones”

Las concesiones son un acto administrativo mediante el cual el Estado otorga para su explotación u operación un servicio público.

De acuerdo a la Ley, una concesión está respaldada por el Título de Concesión, mismo que de acuerdo al artículo 285, debe contener:

  1. Nombre, razón social, en su caso, y domicilio del concesionario;
  2. Derechos y obligaciones del titular de la concesión;
  3. Vigencia;
  4. Causas de revocación, cancelación o caducidad;
  5. En su caso, el sistema del rol único, itinerario y ruta;
  6. Tipo y la clase de servicio autorizado;
  7. Datos y características de la unidad prestadora de servicios; y
  8. Las que demás se establezcan en el Reglamento y las que la Secretaría considere necesarias.

El concesionario debe cumplir con sus obligaciones para poder mantener la concesión durante su vigencia, y así poder ser sujeto a una prórroga por un periodo igual, y así sucesivamente.

La garantía de la concesión está plasmada en el Titulo de Concesión. La garantía para conservar la concesión depende de que el concesionario cumpla con sus obligaciones. Sus derechos y obligaciones están plasmados en el artículo 85 de la iniciativa de Ley, donde resaltan:

  1. Prestar el servicio de transporte público en los términos y condiciones señalados en la concesión otorgada, contrato de operación y/o permiso correspondiente;
  2. Prestar el servicio público de transporte en los términos de las concesiones y permisos otorgados, de manera continua, regular, segura, uniforme y permanente;
  3. Mantener los vehículos en buen estado físico, mecánico y de presentación;
  4. Vigilar que el operador de la unidad preste el servicio con cortesía, amabilidad y respeto. Tratándose de transporte de pasajeros en cualquiera de sus modalidades, carga y mixto, el operador deberá portar un gafete oficial de identificación con su nombre, concesión y ruta de la empresa concesionaria concesión y ruta a la que presta sus servicios;
  5. Respetar las tarifas, horarios, rutas e itinerarios autorizados, así como circular por las vialidades señaladas por la autoridad;

Así también, se establecen las causales de revocación, en el artículo 328 de la iniciativa de Ley, siendo algunas de estas:

  1. No pagar el concesionario los derechos correspondientes por la expedición, refrendos, revalidación, certificación o servicios relacionados con las concesiones, permisos, licencias y demás actos jurídicos relacionados con el servicio de transporte;
  2. No contar con póliza vigente de seguro de pasajero y de responsabilidad civil de daños a terceros, o su equivalente en los términos de esta Ley y su Reglamento, para indemnizar los daños que con motivo de la prestación del servicio se causen a los usuarios, peatones o terceros en su persona y propiedad; o contando con póliza vigente de seguro de pasajero y de responsabilidad civil de daños a terceros, o su equivalente en los términos de esta Ley y su Reglamento, su cobertura resulte previsiblemente insuficiente para indemnizar en términos de las leyes aplicables;
  3. No cubrir las indemnizaciones por daños que se originen a los usuarios, pasajeros, peatones, conductores o terceros, con motivo de la prestación del servicio de transporte, previa determinación de autoridad jurisdiccional;
  4. La alteración del orden público o la seguridad vial con responsabilidad al concesionario por sí mismo o a través de sus operadores, empleados o personas relacionadas con la prestación del servicio de transporte encomendado, en forma tal que se deje de prestar el servicio de transporte de manera regular, permanente, continua, uniforme e ininterrumpida;
  5. Que el concesionario por sí o a través de sus operadores, empleados o personas relacionadas con la prestación del servicio de transporte encomendado, y con conocimiento de cada hecho ocurrido que le proporcione por escrito la autoridad, se haga acreedor a cuatro sanciones en un periodo de tres meses, ocho sanciones en un periodo de seis meses o diez sanciones en un periodo de un año, por incumplir con las obligaciones o condiciones establecidas en la presente Ley y en las disposiciones jurídicas y administrativas aplicables;
  6. Ubicarse el concesionario por causas que le sean imputables, en conflictos de titularidad respecto a los derechos derivados de la concesión, equipamiento auxiliar, o en controversia respecto a la personalidad jurídica o representatividad, en el caso de personas morales;
  7. Modificar la modalidad del servicio o alterar las tarifas, horarios, itinerarios, recorridos, bases, lanzaderas, lugares de encierro y demás condiciones en que fue originalmente entregada la concesión o permiso, sin aprobación previa y por escrito de la Secretaría, en lo que se aplique a cada tipo de servicio.

El objetivo de la Ley es garantizar las concesiones, pero para que estas puedan ser un vehículo eficaz y eficiente para brindarle un servicio público de calidad a los ciudadanos.

Te invitamos a leer la Iniciativa de Ley de Movilidad, descárgala aquí.

3-mitos-y-realidades